Usted está aquí
Inicio > Multimedia > ¿Miedo a las montañas rusas?

¿Miedo a las montañas rusas?

Por Verónica Olvera

Mucha gente ve una montaña rusa como algo a lo que jamás subiría, pues le provoca temor. El psicoanalista Rubén Luna explica que el miedo funciona de distintas maneras en cada individuo, pero en el caso de estas atracciones puede estar relacionado con factores como la altura y la velocidad.

“En términos generales, podríamos decir que el miedo a las montañas rusas puede estar conformado a su vez por tres variantes, las cuales se pueden presentar con mayor o menor fuerza o incluso las tres en el mismo nivel: el miedo a las alturas, el miedo a la velocidad  y la inseguridad que se puede experimentar al pensar que las medidas técnicas de un parque de diversiones no necesariamente son las requeridas para todo sujeto (personas nerviosas, con afectaciones cardíacas, de presión arterial, etc.)”, explica Luna vía correo electrónico.

“En el caso del miedo a las alturas y a la velocidad, puede tener una correlación personal por alguna experiencia traumática vivida con anterioridad o bien un miedo irracional heredado por el miedo que nuestros padres, abuelos, amigos y gente cercana no ha podido enfrentar y que construyen diversas leyendas alrededor  para no afrontar que simplemente se le tiene miedo y no se ha querido afrontar”.

Respecto a la seguridad que pueden proporcionar los parques de diversiones, Luna comentó que, por lo regular, los juegos han pasado por diversas pruebas de calidad y un estricto control.

“Si se trata de un parque en el que el mantenimiento es constante, prácticamente este es un punto al cual no se le debe temer y el mismo parque establecerá quiénes son candidatos o no para subir”.

Para superar este miedo y puedan disfrutar de estas atracciones, el psicoanalista da a los lectores de TheCoasterZone algunos consejos:

Buscar ayuda profesional. Si se trata de un miedo personal sobre una experiencia traumática, lo recomendable es que trabajes la misma con un profesional para que te permita volver a disfrutar está experiencia y muchas otras que pueden estar asociadas con la velocidad y las alturas.

Adiós a las malas herencias. Si se trata de un miedo heredado, es momento de afrontarlo y romper con una estructura mental que no te corresponde. Toma las medidas que consideres necesarias para sentirte seguro en el carrito de la montaña rusa y aviéntate. No hay manera más sencilla de soltarnos… ¡que soltarnos!

Aprende a manejar el estrés. Un método sencillo es repartir el estrés en todo el cuerpo para que lo aminores. Regularmente, todos tenemos un punto en el que atoramos todo este estrés: en la cabeza, en los hombros o en el estómago… dolor, contracción, bloqueo, etc. Lleva a cabo unas respiraciones en las que lleves el oxígeno con tu imaginación a cada parte de tu cuerpo relajándolo… Verás que el estrés en automático disminuye, esto te puede ayudar para afrontar muchas cosas y experiencias desconocidas y no sólo la montaña rusa.

No exageres. Toda experiencia en un parque de diversiones, por fuerte que sea, tiene un punto de emoción, ya que logras con tu adrenalina darte cuenta de tu fortaleza y tu capacidad para sortear situaciones. Te recomiendo normalices la experiencia (obsérvala del tamaño que realmente tiene, sin exageraciones), para ello te puede servir platicar días previos a tu experiencia con quienes lo han disfrutado para que te compartan la experiencia de libertad que te puede brindar, y del mismo modo, evitar platicar sobre el miedo con quienes no lo han logrado superar.

Investiga. Indaga con el personal del parque de diversiones sobre las medidas de seguridad con que cuenta la montaña rusa. Es importante que se haga de manera directa, ya que, como se mencionó antes, quienes no han podido enfrentar el miedo puede ser que cuenten una y mil historias sobre experiencias traumáticas y accidentes aparatosos que lo más seguro nunca existieron más que en su imaginación.

Disfruta del juego con alguien querido. Súper recomendable asistir con amigos y si es con quien quieres quedar bien, mucho mejor, pues estarás lo suficientemente distraído con la persona amada como para pensar durante los breves instantes que dura la experiencia en otra cosa que brindarle también seguridad y diversión.

Sigue las reglas. Lee el reglamento con anterioridad para asegurarte que cumples con todo lo necesario en peso, salud, etcétera. Si no es para ti, ni para qué te sigas angustiando.

Disfruta la experiencia. Durante el viaje, observa al frente, nunca hacia abajo pues puede causarte vértigo. No cierres los ojos pues la experiencia se multiplica. Si vas a tensar tu cuerpo por el nerviosismo, que sea suavemente y reparte la tensión en todo el cuerpo y no sólo en los brazos, el cuello y el estómago para evitar que bajes adolorido… Ojo, no porque te encuentres más tenso, estarás más seguro… sólo será eso… estarás más tenso y disfrutarás menos.

De una manera divertida,  Kevin Hart y Jimmy Fallon vencen su miedo para subirse a la montaña rusa Hollywood Rip Ride Rockit, en Universal Studios Orlando. Video: tomado del canal de Youtube de The Tonight Show Starring Jimmy Fallon.

Please like & share:
Top